Saltar al contenido

“Soy el revisor del gas, ¿me puede abrir?”El timo de los falsos revisores de gas en Játar y Comarca

1 mayo, 2019

“Soy el revisor del gas, ¿me puede abrir?”.

Ésta es la pregunta que nos hacen en Játar y en los pueblos de la Comarca de Alhama a veces y que enmascara a muchísimas estafas. Son muchas las personas que se aprovechan del desconocimiento de la gente para cobrar falsas revisiones innecesarias haciéndose pasar por técnicos especializados. Para evitar este problema te daremos unos consejos de cómo evitar los timos de los falsos revisores.

Consejos y precauciones para evitar los timos de los revisores del gas.

La revisión del gas.

Hay muchos estafadores y empresas poco lícitas que intentan hacerse pasar por  técnicos oficiales para cobrar por este tipo de revisiones obligatorias, sobre todo en pueblos pequeños como los de nuestra comarca en los que la mayoría de la población es gente mayor.

La compañía se podrá en contacto contigo.

Cuando llegue el día que tengas que pasar la revisión, no te preocupes que tu compañía de gas se pondrá en contacto contigo mediante una carta para avisarte de ello.

La carta que recibirás suele llevar un listado de las fechas en que los técnicos de la compañía pasarán por el pueblo, además de la franja horaria en la que puede pasar el revisor autorizado por tu vivienda. No obstante, puedes llamar a cualquier servicio técnico autorizado para que te haga la revisión.

Es muy importante que sepas que el aviso de la revisión se hace SIEMPRE mediante una carta. NUNCA se hace por teléfono o mediante carteles o panfletos anunciadores. La importancia de este hecho es porque hay algunos estafadores que realizan una llamada previa para así contactar con el cliente y ganarse su confianza.

El experto en seguridad de nuestra página, Web www.jatar.city, nos recomienda asegurarnos siempre y hacer unas pequeñas comprobaciones antes de recibir a alguien en casa. Si te llaman para avisarte en el mismo día que vienen a hacer la revisión, vuelve a llamar tú directamente a la compañía para asegurarte de que es cierto. IMPORTANTE, no llames al teléfono desde el que te han llamado, en la factura del gas aparece el teléfono de contacto.

En nuestra Comarca de Alhama no disponemos de factura de gas porque no consumimos gas ciudad, nos venden la típica bombona naranja de REPSOL o la “blanca” de CEPSA. Te hemos puesto los teléfonos de contacto de las dos compañías.

  • Teléfono de REPSOL: 91 7538100
  • Teléfono de CEPSA: 912 65 49 46

Los revisores se hacen pasar por técnicos oficiales: no les abras.

Los estafadores del gas se hacen pasar por técnicos oficiales, incluso suelen llevar ropas con un logotipo muy similar al de empresas como gas, o bien el mismo falsificado.  Suelen llevar una tarjeta de identificación colgada al cuello o cogida en la ropa, pero generalmente también son falsas y no pertenecen a la empresa de gas. Exígele que te muestre el DNI y échale una foto. 

Remarcamos en que  no hay que abrir la puerta a ningún sospechoso, y más aún si eres una persona mayor. Asegúrate siempre con tu compañía de gas que van a venir los técnicos antes de recibir a nadie. Los estafadores suelen aprovecharse sobre todo de la buena fe de personas mayores, pero no te confíes, pueden intentar timar a cualquiera, así que ojo avizor.

El “modus operandi”

El proceso de actuación es muy simple. Llegan, revisan las gomas del butano, el calentador  o hacen como que lo revisan, te emiten una factura de la revisión y cobran. A veces incluso pueden llegar a estropear algún aparato, como el regulador del gas de la bombona o cualquier otra cosa para así justificar una reparación y cobrarte más aún.

Si ven que tienes alguna sospecha sobre ellos, te dicen que llames por teléfono a la compañía para que te quedes más seguro y te fíes de ellos, pero como no sueles tener un teléfono de la compañía a mano, ellos te dan uno, y detrás de la ese número hay un compinche que les sigue el juego.

No pagues bajo ningún concepto.

Los revisores-estafadores exigen que le pagues en el momento, y evidentemente en metálico. También te aseguran tener una garantía la reparación, pero si ocurre alguna incidencia o fallo después es imposible localizarlos porque el teléfono que te ha dado o bien es falso o bien no existe.

Recuerda que las revisiones obligatorias NUNCA se pagan en persona. En la carta que te envían previamente además del día de la revisión te informan que la forma del pago, pero recuerda, nunca en metálico.

Robos asociados a las revisiones de gas

Otro hecho importante es el hecho de que muchos de estos estafadores aprovechan cuando están dentro de la casa, sobre todo si se trata de personas mayores, para robar dinero o los objetos de valor que tengan a mano. Con la excusa de revisar los aparatos de gas pasean todo la casa si ser acompañados por el propietario, ellos se mueven más rápido y la persona mayor no puede seguirlos. Obtienen así dos objetivos: por una parte cobran la ejecución de los trabajos falsamente desempeñados y por otra, distrayendo la atención de las víctimas, les sustraen el dinero y joyas que hubiera en la vivienda.

Diez consejos y precauciones para evitar ser timado en la revisión del gas

  1. El falso mito de la inspección anual obligatoria. Eso es falso, las inspecciones son cada cinco años
  2. ¡Cuidado los ancianos!. Los ancianos son los más vulnerables en estos casos. Adviérteles y enséñales las precauciones que tienen que seguir.
  3. Reparaciones innecesarias. Que no te coman la cabeza ni te agobien en hacer cambios que no sean necesarios. No tienes que aceptar obligatoriamente las reparaciones que te propongan.
  4. Cuidado con las citas por teléfono. Recuerda que siempre te mandarán una carta antes de la visita. Si quieres asegurarte en el momento llama a tu compañía pero no llames a los teléfonos que ellos te aporten.
  5. Comerciales reales… pero con malas artes. A veces llegan a nuestra casa comerciales vendiéndonos productos y nos cambian de compañía de gas, luz o agua sin nuestra autorización.
  6. Recelar por defecto. Piensa mal y acertarás, es mejor dudar a que te estafen.
  7. Llame a la empresa. Llama a tu empresa si dudas de algo, aunque sea insignificante.
  8. Hágale una foto al DNI del revisor. Si el revisor te muestra su tarjeta identificativa, exígele que te muestre el DNI y le echas una foto, que no se excuse en que lo ha dejado en el coche o no lo lleva.
  9. Las inspecciones son cada cinco años. Las inspecciones son cada cinco años, ni más ni menos.
  10. Consulte con el ayuntamiento.  Si tienes dudas al recibir la carta ponte en contacto con tu ayuntamiento, ellos harán las gestiones oportunas para comprobarlo.

Si después de todo, aún tienes dudas sobre el revisor que has dejado entrar en tu casa, llama a la Guardia Civil (062), la Policía Nacional (091), la Policía Local (092) o a Emergencias (112)