Saltar al contenido

La Comarca de Alhama celebra el Día de la Cruz “en casa”

29 abril, 2020
Como este año el Día de la Cruz no se podrá celebrar en las calles como manda la tradición, a causa de la crisis sanitaria, los pueblos de la Comarca de Alhama han propuesto celebrarlo “en casa” montando las cruces en sus patios y engalanando sus casas.

Como ya ha ocurrido con la Feria de Abril y otras conocidas festividades andaluzas, la Cruz de Mayo -muy arraigada en Granada y su provincia- no podrá celebrarse en las calles este año por la pandemia de COVID-19. Así que diversos municipios de la Comarca de Alhama se han sumado a la ‘celebración casera’ que se está haciendo habitual en otro tipo de eventos. En la Comarca de Alhama ya han sido varios los pueblos donde han surgido iniciativas al respecto, como es el caso de Zafarraya, Arenas del Rey, Játar y Cacín.

Sin duda, este 3 de Mayo será muy diferente a otros, pero la voluntad de muchos por mantenerlo vivo hará que al menos las cruces sigan dando color a los barrios y calles de estos pueblos.

Historia y Tradición.

El día de la Cruz es una de las fiestas más arraigadas en las celebraciones granadinas, no sólo se celebra en la capital granadina sino en muchos pueblos de la provincia, entre ellos los pueblos de la Comarca de Alhama. Cuenta la historia que el origen de la celebración de la Cruz se remonta a cuatro siglos atrás en unas celebraciones religiosas en honor al símbolo del cristianismo, es decir, la Cruz. Otros historiadores discrepan de esta teoría confundiéndose las connotaciones religiosas con las paganas en el origen de la fiesta.

Lo que no cabe duda es que es una celebración antiquísima en la que se narra el hecho de la muerte de Cristo. Se dice que la cruz en la que murió Cristo fue encontrada por Santa Elena. La Cruz con el paso del tiempo se fue rompiendo en trozos y estos trozos fueron repartidos sucesivamente a multitud de rincones de todo el mundo. Según cuenta la historia, a Granada llegó un trozo de la supuesta Cruz de Cristo, en concreto, al Convento de Santa Isabel la Real, sito en el Albayzin. Cuenta la leyenda que un viernes de Cuaresma las monjas del convento escucharon voces que salían de detrás de una pared. Asustadas y sorprendidas por tal hecho, mandaron derribar el muro y encontraron un pedazo de la cruz de Cristo. Desde ese momento en el convento se siguió la costumbre de que una de las monjas de la comunidad adoptara el nombre de Sor María de la Cruz.

El pero y las tijeras de la Cruz

En las cruces de Granada llama la atención un detalle muy peculiar. Delante de cada cruz se suele poner un pero con unas tijeras clavadas. ¿Por qué se pone esto así?

Algunas personas profanas en el tema piensan que es un por una superstición, pero el motivo correcto es por un juego de palabras. En muchas zonas de Andalucía a las manzanas se les suele llamar peros. Por tanto delante de la cruz se sitúa un pero con unas tejeras clavadas, para que si llega un visitante a ver la cruz, y le sale una crítica hacia esa cruz, poder cortar el pero…

“Es muy bonita, pero si le hubiesen puesto…, pero si …”