Saltar al contenido

Fuente de Doña Ana: el manantial jatareño que abastece a Arenas.

26 julio, 2019

Este manantial se localiza a escasos metros del pueblo de Játar, a 930 m de altura sobre el nivel del mar. La procedencia de este agua subterránea proviene de la masa de agua subterránea “Tejeda-Almijara-Las Güájaras (05.42)” y su aguas subterráneas circulan a través de rocas carbonatadas y rocas detríticas.

El tipo de surgencia de este agua subterránea es en forma de galería o mina de agua.

La Fuente de Doña Ana es la captación de agua para el abastecimiento del vecino pueblo de Arenas del Rey. Corresponde a una pequeña galería de captación donde existen unas tobas travertínicas en el lugar de la surgencia.

El caudal medio de este manantial es entre 10-100 L/s y no se agota nunca.

Manantial de DOÑA ANA Cartografía y visor del Sistema Estadístico y Cartográfico de Andalucía

Descripción hidrogeológica

 

Se localiza en la Masa de Agua subterránea (05.42) Tejeda-Almijara-Las Güájaras, estando asociados los manantiales de abastecimiento de Játar y Arenas del Rey a la Subunidad de Sierra Tejeda, y los manantiales de abastecimiento a la población de Fornes a la Subunidad de Sierra Almijara-Las Guájaras.

Manantial de Doña Ana (L, Sánchez-Díaz, febrero 2015)

Este manantial de Doña Ana, aún estando relacionado con Sierra Tejeda, corresponde a una descarga oculta desde los mármoles a través de los materiales pliocenos del contacto. Esta descarga desde los mármoles a los materiales plio-miocenas puede corresponder a un modelo difuso o direccional, aunque, considerando el sistema de funcionamiento hidrogeológico del acuífero de Sierra Tejeda, es más probable que corresponda al segundo supuesto.

Nacimiento de agua

Dada la existencia de niveles areno-conglomeráticos en la formación plio-miocena, es previsible que a favor de alguno de estos tramos permeables se desarrolle el flujo de forma preferencial, produciendo la descarga en razón de la topografía (zona deprimida). Este hecho está confirmado por la existencia de un sondeo surgente próximo (junto al Bco. de Romanillos, a unos 250 m del manantial). Esta perforación, de 110 m de profundidad, atraviesa niveles plio-miocenos de diferente comportamiento hidrogeológico, hasta alcanzar la capa a favor de la cual se desarrolla el flujo subterráneo procedente de Sierra Tejeda y que justifica el manantial de Doña Ana.

Por este sondeo surgente se drenan unos 12 l/s, es previsible que si este sondeo se instalase y se bombease un caudal mayor se produjese una afección sobre el entorno hidrogeológico que alcanzase al manantial de abastecimiento.

Presenta un caudal medio de 21 l/s (datos de la CHG), pero como ocurre con el Nacimiento Gordo y en virtud de las características hidrodinámicas del acuífero de Sierra Tejeda, presenta importantes oscilaciones ante cambios climatológicos, así, en el último periodo de sequía (1.992-1.995) fueron habituales caudales inferiores a 10 l/s.

Esquema hidrogeológico (Atlas Hidrogeológico de la Provincia de Granada. Diputación de Granada -IGME 1998

 

Fuentes: