Saltar al contenido

La Diputación de Granada inyecta 47 millones para planes de desarrollo en pleno estado de alarma

15 abril, 2020

La Diputación de Granada ha acordado con los municipios una inversión de 47 millones en programas de mejora y desarrollo a través de los convenios de concertación local, que, en virtud de la firma electrónica de los alcaldes y representantes municipales, permiten a la institución provincial “mantener, en pleno estado de alarma, una de sus iniciativas de gestión política más relevantes”.

Se trata de los convenios de la concertación para el bienio 2020-2021, que incluyen casi 13.000 actuaciones conjuntas propuestas por los ayuntamientos o por la propia institución provincial y una inversión de 47 millones de euros. La firma de estos acuerdos es el resultado de un proceso, por el que se van a poner en marcha actuaciones para las que se ha alcanzado un consenso sobre las prioridades municipales superior al 91 por ciento.

El presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, ha querido destacar que estos acuerdos forman parte de una de las acciones políticas “más relevantes y más valoradas” por los alcaldes y las alcaldesas “porque dan una respuesta real a sus necesidades”.

Además, ha subrayado que esta firma, que se produce en pleno estado de alarma y confinamiento general, permite mantener la normalidad en la gestión que realiza la Diputación. “En esta situación excepcional, los pueblos siguen necesitando programas e iniciativas que mejoren los servicios que prestan y que garanticen el bienestar de sus vecinos y vecinas”, ha señalado.

La concertación local incluye un total de 197 convenios con ayuntamientos, entidades locales autónomas, mancomunidades, consorcios y organismos públicos dependientes de ayuntamientos de la provincia de Granada. Las acciones concertadas incluyen las inversiones en obras y servicios municipales, actuaciones culturales, servicios de bienestar social, prevención de la drogadicción, igualdad, juventud, deportes, medio ambiente, urbanismo, asistencia jurídica y económica, informática, fomento al desarrollo rural y promoción económica y empleo.

La mayor inversión, ha detallado el presidente, se realizará en los programas básicos de servicios sociales, que asciende a más de 112 millones de euros. A esto hay que sumar, en el bienio 20-21, los más de 5,2 millones que serán empleados en los dos programas extraordinarios de apoyo económico a los municipios para cubrir situaciones de urgente necesidad social y para contratar técnicos de inclusión social.

Además, hay más de seis millones que serán destinados a proyectos culturales, los más de 5 millones que serán destinados a programas de mejoras en el ciclo integral del agua y más de 3,5 millones que serán empleados en los programas de contratación de agentes socioculturales, deportivos y ambientales.

Según ha explicado Entrena, la Diputación realiza “un gran esfuerzo inversor”, con una aportación económica cercana a los 47 millones de euros. La inversión total para la concertación en estos dos años es muy superior y alcanza los 152 millones, con la colaboración de otras administraciones públicas y las aportaciones de los propios ayuntamientos.

En este proceso, según ha precisado Entrena, la Diputación ha ofrecido una atención preferente a los municipios de menor tamaño y a las comarcas más desfavorecidas. Así, destina 480 euros por habitante a los municipios menores de 500 habitantes, frente a los cuatro euros que destina a los mayores de 20.000 habitantes.

Lo mismo sucede en el reparto comarcal. La institución centra su esfuerzo inversor en las comarcas más desfavorecidas; así, por ejemplo, destina cien euros por habitante y año de inversión a la comarca de la Alpujarra, mientras que la media provincial se sitúa en 33 euros por habitante y año.

En este sentido, el presidente de la Diputación ha destacado que en una provincia como Granada, “con profundas desigualdades territoriales es básico el papel reequilibrador de las administraciones públicas”. Por eso “la Diputación centra su esfuerzo inversor en las comarcas más desfavorecidas y en garantizar que los municipios más pequeños, que son los de menor capacidad económica y de gestión, puedan desarrollar sus propias políticas”.

Fuentes: Diputación de Granada. www.granadahoy.es