Saltar al contenido

Inyección andaluza de 16,3 millones para blindar el acelerador de partículas de Escúzar

24 junio, 2020
La aportación de la Junta se suma a la del Gobierno central, por lo que ya son 32,6 millones de inversión pública en la candidatura para que IFMIF-Dones se instale en Escúzar

La candidatura del acelerador de partículas de Granada sigue dando pasos de gigante. El proyecto de IFMIF-Dones está plasmando ahora los compromisos adquiridos hace tiempo por las instituciones y despejando el camino para que la instalación se acabe construyendo en Escúzar. Si hace poco, el Gobierno central confirmaba una inversión de algo más de 16 millones hoy ha sido la Junta de Andalucía la que ha ratificado su apuesta con una inyección de 16,3 millones aprobada en el Consejo de Gobierno.

Al mismo tiempo, se ha instado a la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad a iniciar los trámites para crear el consorcio conjunto con el Ministerio de Ciencia e Innovación que permitirá desarrollar las actividades preparatorias de la candidatura de Granada a albergar esta gran infraestructura científica en la localidad metropolitana de Escúzar.

Según ha informado la Junta tras la reunión del Consejo de Gobierno que se celebró ayer en la Alhambra, con este montante el Ejecutivo que preside Juanma Moreno refuerza su “compromiso” de cara a la preparación y construcción de las instalaciones. La Junta de Andalucía considera este proyecto estratégico y una oportunidad para “convertir a la comunidad en un referente nacional e internacional del conocimiento y de la investigación”, sobre todo en lo que respeta a “la búsqueda de fuentes de energía alternativas al carbón y el petróleo”.

Por ello, según asegura el comunicado este Gobierno andaluz ha respaldado desde el inicio de la actual legislatura la candidatura de Granada. Así, en marzo de 2019, la Consejería de Economía decidió ampliar su participación en este futuro consorcio con el Gobierno central, pasando de un 33% al actual 50%.

También, a finales del pasado ejercicio, financió a través de la Universidad de Granada la realización de una serie de actividades vinculadas al acelerador, entre ellas la creación de una oficina técnica para potenciar las opciones de la candidatura, con una subvención que ascendía a 265.500 euros.

A ese importe se ha sumado, posteriormente, una transferencia a dicha institución académica para sufragar gastos de infraestructura del IFMIF-Dones por 1,75 millones, elevándose la consignación autonómica a 2,01 millones en 2019. A esta cuantía habrá que sumar en un futuro otros 14,28 millones de euros de la Administración andaluza destinados a la construcción de instalaciones.

La aportación autonómica representa el 50% de la inversión pública global destinada al proyecto, de forma que el Gobierno central asume la otra mitad hasta alcanzar entre ambas administraciones los 32,6 millones, cofinanciados con Fondos Feder.

La Junta y el Ministerio de Ciencia e Innovación tienen “muy avanzada” la elaboración de los estatutos que regirán el consorcio, para cuya constitución será necesaria además la firma de un convenio. En caso de que la propuesta española tuviera éxito, dicho consorcio prolongaría su existencia y se encargaría de atender las obligaciones que correspondan a España y Andalucía como anfitriones de la infraestructura internacional, así como de prestar apoyo en la construcción del IFMIF-Dones en la locaIidad de Escúzar.

Este acelerador de partículas de alta potencia es una iniciativa conjunta de España y Croacia que cuenta con el aval del Programa de Fusión Europeo, Fusion for Energy, y tiene como objetivo la construcción de una fuente de neutrones para cualificar los materiales que se utilizarán en los futuros reactores de fusión nuclear.

Se trata de una iniciativa internacional complementaria al proyecto Termonuclear Experimental Internacional (ITER, por sus siglas en inglés), un reactor experimental que se está construyendo en el sur de Francia y que pretende obtener una nueva fuente de energía basada en la fusión nuclear con fines comerciales. El IFMIF-Dones, constituye, por tanto, un elemento esencial en el camino para desarrollar esta fuente de energía alternativa, “más limpia e ilimitada”, y para paliar la dependencia energética mundial. El desarrollo del mismo cuenta con un presupuesto global de construcción de entre 400 y 600 millones de euros.

Fuente: granadahoy.com