Saltar al contenido

Industrias Espadafor, instalada en el polígono de Escúzar y creadora de “champín”, elimina los conservantes de sus bebidas sin alcohol

8 enero, 2020
  • La innovación de la empresa granadina se produce al pasteurizar sus productos una vez embotellados
  •  Ha recibido una ayuda de 2 millones de euros a través de la Agencia IDEA

Industrias Espadafor da un nuevo giro a su producción de cócteles y licores sin alcohol al eliminar los conservantes. La innovación llega a través de la pasteurización de los productos una vez embotellados. Responde de esta forma a la tendencia de los mercados, que cada día reclaman un mayor número de productos saludables, sin los citados conservantes.

La empresa ha realizado una inversión de 5,7 millones de euros en su nueva fábrica, que ha montado en la localidad granadina de Escúzar, y la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad, a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), le ha concedido una ayuda cercana a los 2 millones de euros. Esta aportación, cofinanciada con fondos Feder dentro del Programa para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo (2017-2020), permitirá aumentar la capacidad productiva de Espadafor y seguir innovando con nuevos productos enriquecidos destinados a captar a más consumidores.

La pasteurización del producto una vez embotellado, como hace Espadafor, garantiza su seguridad, minimiza los riesgos de contaminación y elimina la necesidad de conservantes, lo que supone una ventaja competitiva.

LA INVERSIÓN DE ESPADAFOR EN SU NUEVA FACTORÍA EN EL POLÍGONO DE PROFITEGRA, EN ESCÚZAR, ES DE 5,8 MILLONES DE EUROS

La empresa cuenta ya con los requisitos para fabricar y certificar dentro de las normas internacionales de calidad IFS Food, BRC y Global Tandar for Food Safety, muy extendidas principalmente en países anglosajones, Norteamérica y Alemania, que son exigidas cada vez más por los clientes, lo que facilitará la implantación de los productos de Espadafor en sus mercados.

Tras 80 años de historia, la empresa familiar Industrias Espadafor trasladó su factoría de bebidas sin alcohol desde la capital hasta el Polígono de Profitegra, en Escúzar, localidad en la que cuenta con una nave de 10.000 metros cuadrados –el doble de extensión de la anterior–, con la introducción de la innovadora técnica de pasteurizar sus cócteles y licores sin alcohol una vez embotellados.

Con la nueva planta, Espadafor aumenta su capacidad productiva y es una de las empresas españolas líderes en el sector de bebidas refrescantes y sin alcohol. Entre sus productos más conocidos y sin alcohol está el vino Castillo de Salobreña o el Champín, el Whissin, la Singría o múltiples licores.

El cambio de lugar y poder contar con una factoría más grande ha conllevado para Industrias Espadafor una mayor capacidad de producción, a lo que se ha unido la ampliación de su plantilla, formada ya por una treintena de trabajadores.

La firma granadina exporta sus productos a más de 45 países. En España sus productos se venden sobre todo a través de supermercados y grandes superficies y tienen como clientes a las principales cadenas.En la Unión Europea, destaca la venta a países como Francia, Alemania y Grecia. También trabaja con exportaciones a África, fundamentalmente en Nigeria, ya Asia y Sudamérica vía Emiratos Árabes, desde donde se distribuyen a estas zona.

Fuentes de la noticia: granadahoy.com